miércoles, 9 de junio de 2010

Embargan a Alberto ¡Si!

Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número dos de Oviedo solicita el embargo de los bienes del máximo accionista del Real Oviedo, Alberto González, y del consejero Ángel Martín Vaca, entre los que están, entre otras propiedades, la empresa Control Sport Siglo XXII, titular de las acciones del club ovetense. El importe de los bienes a embargar asciende a 483.001 euros.
La demanda presentada por Fernando Pérez Montes, en representación de un grupo de empresarios gijoneses, tiene su origen en el incumplimiento por parte de la sociedad San Claudio Inmuebles, S.L., propiedad de Alberto González, de un contrato de compraventa de una finca en Cudillero.
El máximo accionista del Oviedo firmó un contrato de compraventa de una finca con los demandantes. El acuerdo estaba condicionado a que la finca adquiriera la calificación de edificable, lo que no se cumplió. En ese momento, en el año 2007, los demandantes solicitaron que se ejecutara la recompra, algo a lo que no accedió González y que fue lo que motivó la demanda en el año 2008.
Deuda de 483.000 euros
El precio estipulado para la recompra ascendía a 360.000 euros, cantidad que se ha visto incrementada, con los intereses de demora y las costas, hasta alcanzar los 483.001 euros que ahora el juzgado embarga.
La sentencia dictamina el embargo de los bienes de San Claudio Inmuebles, de Alberto González y de Ángel Martín. Entre ellas aparece la vivienda del máximo accionista del Oviedo, sobre la que pesa una hipoteca por importe de 861.000 euros; tres pisos en Candás, y la empresa Control Sport Siglo XXII, a través de la cual González adquirió acciones del club azul por importe de 1.800.000 euros. También son objeto del embargo las cuentas que pudieran tener a su nombre los demandados.
El juzgado ha iniciado los trámites para el embargo de bienes, que comenzarán por la vivienda habitual de Alberto González. En el caso de que con la subasta de esta propiedad se cubriera la deuda, no se seguiría con los embargos. Si no fuera así, se subastarían los pisos situados en Candás y, posteriormente, alcanzaría a Control Sport.
No parece, en principio, que el embargo no vaya a alcanzar a las acciones del Oviedo, ya que con los otros bienes es probable que se cubra la deuda.

2 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión sobre el artículo en un comentario, ¡Hala Oviedo!