domingo, 12 de septiembre de 2010

El Real Oviedo logra su primera victoria de la temporada


*Los de Pichi Lucas derrotan (2-1) al Barakaldo gracias a un certero cabezazo de Negredo en el tiempo de descuento
*Rubiato, que sustituyó en la convocatoria a Miguel, ausente por enfermedad, debutó con los azules

Real Oviedo, 2; Barakaldo C.F., 1
ALINEACIONES:
Real Oviedo: Aulestia; Víctor Díaz, Negredo, López Ramos, Juanma (B. Rubiato, min. 71); Falcón (Pelayo, min. 75), Aitor Sanz; Xavi Moré (Jandro, min. 78), Manu Busto, Nano; y Perona.
Barakaldo C.F.: Serantes; Uranga, Fran, Metola, Larrucea; Natxo (Goñi, min. 60), Abel Buades, Eneko, Arroyo; Torres (Scifo, min. 76) y Negredo (Sergio, min. 68).

ÁRBITRO:
Díaz Álvarez, perteneciente al Comité Gallego. Amonestó a los locales Aitor Sanz, Víctor Díaz y Perona, y a los visitantes Metola, Fran, Larrucea, Arroyo y Abel Buades.
GOLES:
0-1, min. 18. Torres, tas aprovechar un balón suelto dentro del área
1-1, min. 43. Perona, desde el interior del área
2-1, min. 90. Negredo, de cabeza a la salida de un corner

INCIDENCIAS:
Encuentro correspondiente a la tercera jornada del campeonato de Segunda B, disputado en el estadio Carlos Tartiere ante 6.112 espectadores. El delantero Borja Rubiato sustituyó en la convocatoria a su compañero Miguel, que se encontraba indispuesto. Marc Castells y Jorge Rodríguez fueron los dos descartes que Pichi Lucas realizó en los prolegómenos del partido.

El Real Oviedo logró en el tiempo de descuento su primera victoria de la temporada. Un cabezazo del defensa Negredo permitió a los de Pichi Lucas imponerse (2-1) al Barakaldo en un partido que se les puso cuesta arriba en el primer periodo tras el tanto del visitante Torres en el minuto 18. Perona igualó antes del descanso y durante la segunda mitad, los locales llegaron con una mayor asiduidad al área vasca, logrando su segundo y definitivo tanto por medio de Negredo cuando ya se jugaban los minutos de añadido.


El entrenador oviedista presentó cuatro novedades respecto al once inicial que se enfrentó el pasado domingo a la Gimnástica de Torrelavega. Los defensas Víctor Díaz y Negredo, el centrocampista Falcón y el delantero Manu Busto sustituyeron a Jorge Rodríguez, Gonzalo, Pelayo y Miguel, respectivamente.

El Real Oviedo afrontó su segundo encuentro de Liga en el estadio Carlos Tartiere con los objetivos de lograr su primera victoria de la temporada y mostrar una mejor imagen que la ofrecida el pasado domingo en Tanos. Los futbolistas de Pichi Lucas trataban de llevar el peso del partido, pero se encontraron con un Barakaldo muy ordenado en sus líneas y buscando aprovechar la velocidad de sus jugadores de banda.
Ante este guión, el preparador berciano ordenó a sus futbolistas que abriesen el campo y buscasen las acciones por los costados, donde Nano y Xavi Moré trataban de entrar en juego para ganar la línea de fondo.
Por su parte, el Barakaldo giró su juego ofensivo en torno al centrocampista Abel Buades, que acumula una amplia experiencia en categorías superiores. El citado jugador daba claridad en la salida del balón y el Barakaldo lo aprovechó muy pronto. En el minuto 18, Torres recogió un balón suelto dentro del área local y puso el 0-1 en el marcador. 9 después, Metola puso a prueba a Aulestia con un potente cabezazo desde el interior del área, pero el de Ondarroa respondió con agilidad.

Esa ocasión visitante reactivó a los locales, que con el paso de los minutos comenzaron a ofrecer su mejor versión para tratar de conseguir pronto la igualada en el marcador. Nano, tras un remate de cabeza en el segundo palo, y Manu Busto, con un zurdazo raso, hicieron trabajar al guardameta Serantes, que atajó sin excesivos problemas. No obstante, esas ocasiones sirvieron de preámbulo al empate oviedista, que llegó en el minuto 43. Perona se aprovechó de un balón suelto en el área rival para marcar de potente disparo.

Tras el tiempo de descanso, los azules continuaron con un ritmo alto de juego, buscando la amplitud del terreno de juego para llegar al área rival. Víctor Díaz y Manu Busto chutaron alto desde la frontal del área y el portero Serantes adivinó un disparo de Xavi Moré tras asistencia de Perona.
Los de Pichi Lucas comenzaban a asediar a su rival y el preparador dio entrada al delantero Borja Rubiato, que debutaba, en sustitución del defensa Juanma, retrasando su posición Nano al lateral zurdo y actuando Manu Busto como extremo.
Los azules lo intentaban con la referencia del debutante Rubiato y la movilidad de Perona, pero los visitantes, ante el vendaval oviedista, daban por bueno el empate y protagonizaban constantes interrupciones en el juego, hecho que ponía la victoria muy complicada.

Así, esas acciones a balón parado iban a cobrar protagonismo en los minutos finales y a punto estuvo Negredo de anotar el segundo en el minuto 86 tras una falta lateral. En cualquier caso, el defensa azul sí que acertó a conectar un certero cabezazo en el minuto 95. El madrileño remató en el segundo palo un saque de esquina botado por Manu Busto y llevó la alegría a la grada, que festejó la primera victoria en Liga de su equipo.

2 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión sobre el artículo en un comentario, ¡Hala Oviedo!